Chipirones encebollados






Una de las recetas por excelencia en el País Vasco y en todo libro de recetas que se precie sobre la cocina vasca, son los chipirones Pelayo o chipirones encebollados. Esta receta con multitud de toques personales tiene una apariencia excelente y un sabor fantástico aportado por la caramelización de la cebolla.

En esta ocasión como veréis mis chipirones no tienen la piel y las aletas, ya que me los limpió la pescadera del mercado, pero mi recomendación es que dejeis ambos, ya que aportan un extra de sabor. Aun habiéndomelos limpiado ella, en casa les di un repasito para quitarles los posibles restos que pudiesen quedar, ya sabéis que en el mercado suelen ir con prisas y a veces no quedan tan limpios como si lo hacemos nosotros en casa.

Sin mas vamos con esta receta, con la que a buen seguro os chupareis los dedos.




INGREDIENTES:
  • 1 kg de chipirones (con sus respectivos tentaculos)
  • 3 cebollas grandes
  • 2 pimientos verdes pequeños o uno mediano
  • 2 guindillas cayena
  • 2 ajos
  • Sal
  • Aceite de Oliva



PREPARACIÓN

En primer lugar cortamos las cebollas y los pimientos verdes en juliana. Pelamos y picamos los ajos. Reservamos
Ponemosa calentar una olla con un culín de aceite de oliva. En primer lugar pondremos a fuego fuerte. Cuando el aceite esté caliente, incorporamos la cebolla, pimiento, ajos y guindillas, y dejamos que se hagan un poco a fuego fuerte, unos 10 - 15 minutos, vigilando que no se peguen mucho. 



Salamos a gusto, y reducimos el fuego a baja intensidad, dejamos que las cebollas y pimiento se pochen a fuego lento durante aproximadamente 1 hora y media.

 

Mientras la cebolla se pocha, comprobamos que los chipirones estén correctamente limpios si nos lo limpiaron en la pescadería o los limpiamos nosotros si no están limpios. Guardamos los tentáculos.

Cuando estén limpios, rellenamos cada chipirón con sus propios tentaculos, y reservamos.


Ponemos una sarten al fuego, con unas gotas de aceite y salteamos los chipirones. Salamos a gusto mientras los salteamos.


Reservamos los chipirones una vez salteados. NO LIMPIAMOS LA SARTÉN.


Cuando la cebolla esté pochada, adquiriendo un color marrón oscuro, incorporamos los chipirones.

En la sartén donde hemos hecho los chipirones ponemos un poco de vino blanco, xacolí o incluso armañac con esto limpiaremos un poco los restos del salteado de los chipirones, e incorporaremos a la olla con los chipirones y las cebollas.

Removemos para integrar los elementos y cocemos a fuego medio durante otros 20 minutos aproximadamente.

Y listo, ya tenemos nuestro plato listo para degustar.

Espero que os guste.

Saludos y buen provecho.

- aLoNNe -


3 comentarios:

  1. Joseeeeeeee guapo; que ganas tenia yo de que volvieses a cocinar para nosotros es una receta sencilla y buenisima . el pescado es mi perdicíon segurisimo que te copio....jeje
    besitos a mis 2 niñas y otro para ti os quiero
    TERE

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias !!! en parte es por tu culpa, me mando el sms loli :D

    ResponderEliminar