Arroz meloso con pota y gambas




Este arroz tiene una "bonita" historia detrás, ya que lo podríamos llamar el "arroz que cociné pero que nunca probé". El motivo es bien sencillo, tengo una gata, que se pirra por cualquier cosa que no es su comida. Bastó el tiempo justo desde que lo retiré del fuego y fui a poner la mesa para a la vuelta encontrármela dentro de la olla comiendo gambas y pota. 
Por motivos de higiene y salud, decidí no servir el arroz, así que un buen rato de cocina y comida (que es lo que más me duele) tirados a la basura. 
Aun así, como tenia todas las fotos hechas, y el plato estaba acabado, os lo presento.




INGREDIENTES:
  • 200 g. de arroz bomba
  • 1/2 litro de caldo de arroz
  • 2 cebolletas
  • 4 cucharadas de tomate triturado
  • 250 g. de gambas
  • 1 pota
  • 35 g. de mantequilla
  • 1 vasito de vino blanco
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta negra molida


Pelamos las gambas y reservamos las cabezas. Ponemos a fuego bajo el caldo a calentar.

En una olla, ponemos un poco de aceite de oliva, y agregamos las cabezas de las gambas. pochamos un poco presionando la cabeza de las gambas con una cuchara de madera, para sacarles todo su jugo. Pasados unos minutos retiramos las cabezas, dejando solo el jugo de las gambas.

Añadimos entonces la mantequilla (si no te gusta la mantequilla puedes poner un poco mas de aceite de oliva). Dejamos unos segundos a fuego medio para que se derrita e incorporamos la cebolleta picada. Rehogamos la cebolleta durante unos minutos hasta que estén blandas. 

Posteriormente incorporamos el arroz y movemos bien para que se impregne de sabor de las gambas y la cebolleta. Removemos durante 2 minutos.

Incorporamos el vasito de vino y movemos hasta que se evapore el alcohol. Sabremos que está evaporado porque habrá perdido el intenso olor a alcohol que tenía recién incorporado.

Incorporaremos ahora las gambas y la pota cortada en trozos. Nuevamente removemos bien. 

Agregamos ahora un cazo de caldo de pescado, y removemos bien para que se vaya absorbiendo.

Vamos agregando el caldo según vaya siendo necesario. Continuamos removiendo. 

Una vez incorporado todo el ultimo cazo de caldo, apagamos el fuego y tapamos, dejaremos unos 5 minutos  hasta que el caldo haya desaparecido casi en su totalidad.

Y listo para servir.



PRESENTACIÓN:

Normalmente serviría este arroz en un plato blanco grande llano o uno hondo igualmente blando, pero no disponía de ninguno de ellos, así que presenté en plato negro con un molde.
He de decir que este foto está tomada unos 40 minutos después de su tiempo optimo, es decir que puede parecer que no está suelto y está "mazacote" y es verdad, pero es porque la foto final la hice después de que nos comiéramos un bonito bocadillo.



Saludos y buen provecho

pd: Si tenéis gatos... MUCHO CUIDADO.

- aLoNNe - 


1 comentario:

  1. Todos los ingredientes preparados pero no se en que momento se añade el tomate. ..?
    a ver si me sale ya te contare
    besos

    ResponderEliminar